Dr. Ramón Xirau

Nac. (1924) en Barcelona, hijo de Joaquim Xirau, estudió en Barcelona y en México, donde se trasladó, acompañando a su padre en el exilio, en 1939. Ha sido profesor en la Universidad de las Américas, de México (1946-1969). Desde 1949 es profesor e investigador de carrera en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México. Es también miembro del Colegio Nacional. Influido al principio por la fenomenología, Bergson y Heidegger, ha tratado de mostrar la unión entre filosofía, poesía y religión. La filosofía no puede separarse, según Ramón Xirau, de las expresiones poéticas y religiosas porque el lenguaje, tanto conceptual como imaginativo, trata de debelar las Ccuestiones últimas. Ello se hace a menudo más mediante la sugestión que mediante enunciado. Los conceptos no alcanzan del todo su objeto, aunque logran presentarlo. Para Ramón Xirau, son tan significativas las expresiones emotivas (que cuando son auténticas no carecen de racionalidad) como las conceptuales (que, al ser auténticas, no carecen de emotividad). Esta idea de la filosofía sugirió a Ramón Xirau una hipótesis según la cual a las épocas de grandes intuiciones (presocráticos, primera patrística, Renacimiento) suceden épocas de grandes síntesis, donde se unen armoniosamente el logos, el eros y el mythos (Platón, Aristóteles; San Agustín, Santo Tomas; Kant y, al borde de la crisis, Hegel). Las terceras épocas son las de crisis, donde se toma lo que fue sólo parte de los grandes sistemas y se convierte en absoluto (placer totalizado en Epicuro; escisión entre fe y razón en la Edad Media; muerte del absoluto, o de Dios en nuestra época). Ramón Xirau ha explicado, a partir de esta hipótesis, los caracteres de la edad contemporánea, con la expresión de totalidades falaces o ídolos (dios de la Historia, dios del Progreso, dios de la Poesía Absoluta). En época más reciente, Xirau se ha interesado crecientemente por el análisis del lenguaje, si bien estima que la filosofía analítica, sin más es inaceptable de por ser reductiva. La salvación deberá venir, a su modo de ver, de una nueva conjunción de la creación poética –la imaginación-, la creación filosófica –por conceptos- y el sentimiento religioso.

 

OBRAS:
– Método y metafísica en la filosofía de Descartes, 1946.

– Duración y existencia, 1947.

– Sentido de la presencia, 1953.

– El péndulo y la espiral, 1959.

– Comentario, 1960.

– Introducción a la historia de la filosofía, 1964, nuevas ediciones, aumentadas, 1968 y 1974.

– Palabra y silencio, 1968, 2ª. Ed., 1970.

– De ideas y no ideas, 1974.

– El desarrollo y las crisis de la filosofía en Occidente, 1975.

 

Ramón Xirau ha publicado asimismo obras de crítica, entre las cuales figuran:

Tres poetas de la soledad, 1959.

– Poetas de México y España, 1961.

– Genio y figura de Sor Juana Inés de la Cruz, 1967.

– Octavio Paz: el sentido de la palabra, 1970, nueva ed., 1975.

También se le deben poemas: 10 poemes, 1951.

– L´espill soterrat, 1955.

– Les platges, 1974.

Con Erich Fromm, R. X. ha compilado la antología: The Nature of Man, 1968.

Fuente: Ferrater Mora, José, Diccionario Filosófico. 4 volúmenes, Ed. Ariel, Barcelona, 1996